Semana de las Juventudes al calor del sábado

  • Texto y fotos: Dalia Cruz y Dano Broocks
  • En la segunda jornada de conciertos en el Zócalo en el marco de la Semana de las Juventudes, tocó turno tocar tanto a agrupaciones consolidadas como a otras emergentes. Ninguna dejó qué desear a los asistentes, ya que enloquecieron con sus acordes y rimas al público que pudo disfrutarlos de manera gratuita en la plancha del Zócalo y en la Plaza de Santo Domingo.

Se nota que cada año este evento va creciendo de calidad y recurrencia de asistentes porque, además de ser un evento gratuito, cuenta con artistas de renombre, talentos emergentes y, sobre todo, con calidad.

Ya entrada la tarde, en el Zócalo Chetes agudizó las gargantas de los capitalinos con canciones como “16 de febrero”, “Que me maten”,  “Perfecto” , “Completamente” y demás.

A la par en La Plaza Santo Domingo estaba la banda poblana Beta tocando para los asistentes su rock alternativo. Entre otras piezas, presentaron una nueva canción titulada “Atlas”.

La de gente en el Zócalo se llenó de júbilo con la participación de La Gusana Ciega, agrupación que tocó sus éxitos acumulados desde su fundación, como “Me puedes”, “No me tienes”, “No puedo verte”, “Más grandes” y la nueva !1987″, entre otras canciones.

Ondeaba la Bandera Nacional en el Zócalo capitalino Foto: Dano Broocks

Darse una vuelta entre los dos escenarios era un verdadero regocijo, ya que no se perdían la participación de cada una de las bandas; como Delux, banda con un rock estridente y rasposo que encantó al público.

Con canciones como “Diamantina”, “Sed” y “tan Fuerte, Tan Frágil”, División Minúscula desató entre os asistentesel hambre de sus gargantas por entonar canciones provenientes de un rock livian en el Zócalo Capitalino.

Envueltos en el agradecimiento hacia los asistentes por la entrega a sus canciones, Eptos 1 vivió los cánticos raperos de los himnos urbanos que permean en sus temas.”Agradezco a los fans porque sus mentes son unas minas”. dijo uno de los vocalistas de los hipoperos.

Sin importar la edad, el clima o la hora, a úsica siempre junta a la gente Foto: Dalia Cruz

Ellos mismos se encargaron de darle la bienvenida también en la Plaza Santo Domingo a los hiphoperos de Simpson A Huevo, quienes fueron recibidos con algarabía por el público que esperaba con ansias su presentación.

Ya como penúltima presentación en la plancha del Zócalo, El Tri  de México enalteció la sangre mexicana y rockera de México. Alex Lora, quien parece cronista del México actual, inició su concierto con “La raza más chida”, enalteciendo el mexicanismo, que vive momentos difíciles. “Sería una mamada que no cantáramos ésta” y a capea entonó el Himno Nacional. Entre sus principales éxitos, como “ADO”, “Oye Cantinero” y “Pobre Soñador”, sacó sus característicos gags contra los políticos y otros contrapuestos para halagar a las féminas.

Ya estando todos enfiestados y con la adrenalina al tope, la música creada por el DJ Fatboy Slim terminó por enardecer la sangre de los asistentes y puso a bailar a todos, demostrando que la juventud, sin importar las horas de la noche, puede enaltecer el Zócalo y hacerlo temblar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *